martes, 15 de abril de 2008

DIOS NO CIERRA UNA PUERTA SIN ABRIR OTRA

Trabajamos, pensando en ti...
No somos un enorme colegio, pero sí un gran colegio que pretende entre otras cosas educar con calidad.
La tarea docente no termina con el simple cumplimiento del horario, sino que se prolonga mucho más, los maestros nos quedamos esperando ver triunfar a nuestros alumnos, para recién sentirnos satisfechos.
Hemos aprendido a respetarnos y querernos sinceramente, que a cada uno de los miembros de esta comunidad escolar los valoramos como se merecen.
Son nuestros amigos los mejores regalos que la vida nos ha puesto en nuestro camino. Felices los que valoran la amistad sincera.
La escuela más que brindar un alimento material, brinda el espiritual, en nuestro colegio estamos cumpliendo con lo que la sociedad nos ha confiado.
En el diario recorrer de nuestras vidas, nos topamos con gente maravillosa... ¿Quién no da gracias a Dios por los verdaderos amigos?














Hay cosas que nunca terminan de sorprendernos... la actuación humana.














Momentos para compartir...














La amistad es una de las más grandes manifestaciones del respeto mutuo.

***
Envía tus comentarios a: amadomc@hotmail.com

1 comentario:

http://elcastillodelasmanualidades.blogspot.com/ dijo...

Este es un pensamiento que quiero compartir con ustedes:
Dios es mi padre
La naturaleza es mi madre.
Mi diaria labor es mi bendiciòn.
La conducta es mi madurez.
El silencio interior es mi guia.
La experiencia es mi escuela.
La dificultad es mi estimulo.